Los alimentos: fuente de energía y salud

El alimento es necesario para la vida de todo lo viviente, desde el hombre a la más diminuta forma de vida animal o vegetal. El alimento y la vida en este sentido, son términos casi inseparables, porque la vida es imposible sin alguna especie de alimento.

La máquina viviente es un motor del orden más elevado; es un motor de baja presión que trabaja con menos consumo de energía que cualquier máquina inventada por el hombre. De la misma manera que se necesita diésel para mover una locomotora, así es necesario el alimento para la conservación de la máquina viviente en todas sus partes y preservar su salud. Y de su calidad y uso va a depender que vivamos una vida más sana , con más salud.

Es un aparato de tal modo ideado, puedes convertir una clase de energía en otra para un fin determinado. La energía es la fuerza para realizar el trabajo. El alimento contiene energía en forma potencial o pasiva, que deben convertirse en otras formas de energía antes de poder trabajar.

La máquina viviente toma alimento y convierte esta energía potencial en energía vital, que se manifiesta en el cuerpo en forma de calor trabajo y vitalidad.

La conversión de la energía potencial del trigo maíz nueces y frutas, energía vital, es un cambio que podemos seguir en parte, proceso químico.

Tomando el alimento adecuado tendrás el poder para el trabajo y una buena salud. Según todo lo que conocemos y este poder procede del alimento que comemos, agua que bebemos y del aire que respiramos.

Cada pensamiento, da movimiento del músculo, energía alimenticia transformada en pensamiento y acción. En tiempo frío, gran cantidad de energía potencial del alimento se transforma en calor. El trabajo de cada célula produce desechos, cómo produce cenizas el fuego.

Podemos por tanto decir que el alimento cumple al menos tres fines en el cuerpo; suministrar material para reparar y curar los tejidos, suministro de energía para facilitar a cada parte del cuerpo el cumplimiento de sus funciones, y suministrar calor para mantener la temperatura adecuada.

La tierra es la principal fuente de al de alimento alimenta a las plantas y estas alimentan a los animales. El Rosal saca el alimento del suelo mediante sus raíces e inspira oxígeno del aire por medio de sus hojas.

La vaca come la hierba del prado, bebe agua del arroyo, y respira el mismo aire que nosotros, y en su cuerpo la hierba, y el aire se convierte en hueso sangre y músculo.

Nosotros comemos granos, legumbres, frutas y otros animales, bebemos agua y respiramos aire y también esos materiales en bruto se convierten en huesos y músculo

Nos parece una maravilla que el hierro la madera y otros materiales que pueden sacarse de la tierra, y de tal manera cambiados que de ellos se fabrican las cuerdas y llaves, las delicadas partes de un hermoso piano.

Es verdaderamente una maravilla que del oro, de La Plata, de las piedras preciosas y de los metales, materiales en brutos de la tierra, hagamos un reloj, un telescopio o microscopio.

Aunque estas transformaciones son asombrosas, con todo son fruslerías cuando se le compara con el callado inadvertido cambio del alimento y de la bebida, trigo, el maíz, frutas y de las nueces, en células vivientes, sangre, cerebro, hombres y mujeres que trabajan y piensa.

En el laboratorio del suelo es donde se verifican los procesos más misteriosos que se nos manifiestan en forma de vida vegetal. El reino vegetal es la fuente secundaria de alimento y lo suministra directamente a la mayor parte del reino animal.

Los animales constituyen la fuerte terciaria del alimento. Las plantas son el productor de alimentos para el reino animal y este es el consumidor. Las plantas elaboran y reúne elementos en sustancias complejas.

El animal destruye estas sustancias complejas o moléculas, y las convierten en otras formas complejas. hoy productores de alimentos, entre las principales materias alimenticias, como las féculas, grasas, sales, vitaminas una y otra vez en muchas clases de alimentos, pero en distintas proporciones, lo que nos facilita elegir las combinaciones adecuadas de alimentos para cada comida.

La salud de nuestra vida, se consigue cuando conseguimos una fuente adecuada de alimentos. El problema actual es que la fuente de los alimentos en muchos casos, está contaminada.

El cultivo intensivo que se produce en la mayor parte de las tierras, tiene la ventaja del abaratamiento de los costes y el aumento del volumen, pero a cambio se sacrifican muchos de los nutrientes, que esos cultivos tenían.

Otro de los problemas es que la adición de químicos como fertilizantes e insecticidas, provocan muchos problemas de salud, y a largo plazo aún no están totalmente entendidos sus efectos

Este es el principal motivo por el que cada vez estamos volviendo más a los cultivos ecológicos, en los que las plantas son tratadas con mucho más cariño, no están sobreexplotadas, y nos utilizan químicos artificiales.

Esto provoca que estos alimentos tengan muchísimos más nutrientes que los cultivos convencionales y que consigamos una vida más sana.

La salud nos viene cuando tenemos un equilibrio completo de todos los nutrientes que necesitamos, y debido al estrés actual a la contaminación ya muchos de los alimentos que consumimos, es necesario recurrir a suplementos, que nos ayuden a recuperar nuestra salud.

Muchos de los suplementos que podemos encontrar en el mercado, provienen de las hierbas naturales, que con la sabiduría de los siglos se encuentra que tienen muchas propiedades medicinales, y una concentración de nutrientes, que nos permiten recuperar salud, tener una vida más sana y corregir muchas de las deficiencias alimentarias.

 

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web