Unos precios muy competitivos

La llegada de internet ha traído consigo un fuerte impacto, si nos damos cuenta desde que empezáramos a utilizarlo son muchas las puertas que hemos podido ver abiertas y a las que más gente se ha atrevido a pasar. Y no solo me refiero a empresas sino que también a muchos particulares porque lejos de ser ventas solas para que se beneficien unos pocos podemos ver como cualquier ama de casa puede elegir las ventajas que más le convengan en ese momento. En un principio quizás el miedo a lo desconocido a no saber si nos iban a engañar, a comprar artículos solo viéndolos a través de una pantalla, hacía que nos echáramos un poco para atrás y que nos pensáramos dos veces el dar por ejemplo nuestros datos bancarios a una empresa que no conocíamos de nada. Con el paso de tiempo estos miedos han ido disminuyendo es verdad que a base de un timo que otro hemos podido abrir los ojos y aprender un poco más de que empresas podemos fiarnos y de cuáles no, es así como al final hemos considerado a muchos sitios incluso como mi web sitios de confianza en los que ya compramos incluso con los ojos cerrados.

Claro son muchos los aspectos que hemos tenido en cuenta para llegar a este punto, así sin más no ha sido, la confianza se gana a base de un día tras otro y aparte de mirar los precios se mira también la calidad. La muestra más cercana la tenemos en las tiendas que están abriendo los chinos, donde la gente nos caemos de boca una y otra vez, no nos terminamos de dar cuenta que por muy barato que sea al final nos sale realmente caro porque la calidad de los productos es verdaderamente pésima, imaginemos por un momento si a nosotros nos venden un artículo a 0’60 céntimos cuanto les ha podido costar a ellos para que encima les esté costando dinero. Sin embargo las ventas que nos hacen por internet son diferentes, podemos comprobar de primera mano como su bajada de precios se debe a no tener intermediarios a los que pagar y a poder jugar con los precios como más les convenga, vemos de una manera certera como compramos primeras marcas a precios muy bajos en los que la calidad desde luego no brilla por su ausencia, sitios en los que de verdad merece la pena invertir nuestro dinero.

 

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web