Las ganas de montar un negocio

Son muchas las personas que como yo tiene ganas de ser su propio jefe y de montar cuanto antes su propio negocio, los que trabajamos para otra persona  y somos emprendedores sabemos de las ganas que tenemos de estar sentados en un despacho y ser nosotros los que demos las ordenes. El problema es que nunca suele ser el momento, el problema es que siempre vemos lo malo y negro t nunca nos ponemos de parte de que todo pueda llegar a salir bien, es normal en cierto modo, ya que cuando se abre un negocio es con todas las consecuencias, me refiero con ello al tema económico un tema importante que hay que tener sobre todo en cuenta ya que suele ser mucho el dinero invertido. Es normal que este pequeño e importante matiz nos quite el sueño y nos lleve de cabeza hasta el punto de echarnos atrás o pensarlo mucho más de lo que debiéramos. En estos casos no hay nada más que buscar consejo en quienes ya se atrevieron una vez, buscar a quienes han arriesgado y con cabeza han ganado, que nos digan con su boca cuales son los pasos a seguir para que el negocio pueda salir bien.

Por supuesto es dar palos de ciego porque no todo el mundo precisa de la misma suerte ni audacia, pero sí es verdad que los consejos de un profesional son sin duda mano de santo en estos momentos en los que nos encontramos entre la espada y la pared. Seguro que nos dice que en primer lugar consigamos un buen sitio en el que levantar nuestros cimientos, además de un buen distribuidor que pueda ofrecer los mejores productos del mercado, seguro que nos dice haga clic aquí y vea todo lo que pude ofrecerle un buen distribuidor sobre todo en material. Nos dirá eso seguro que para montar una buena oficina deberemos tener las ideas muy claras, saber cómo manejar a una cuadrilla de trabajadores y encontrar un buen asesor en el que confiar nuestras cuentas. En definitiva ante todo valor y coraje coger al toro por los cuernos y no mirar atrás ni para coger impulso, seguro que son las reglas que nos pueden dar quienes con tesón han alcanzado el éxito. Ahora sin más sopesa el proceso saca tus propias conjeturas y ante todo lo que me queda decirte es “SUERTE”

Deja un comentario